La saturación publicitaria es un problema que los anunciantes no pueden ignorar
Imagen: la saturación publicitaria es un problema que los anunciantes no pueden ignorar (Fuente: Andrea Piacquadio – Pexels)

La saturación publicitaria es un problema que la industria debe abordar cuanto antes para no agobiar a los consumidores. ¿Por dónde comenzar?

En el pasado las marcas solían tener un panorama más sencillo para cautivar a los clientes con sus anuncios publicitarios. Por entonces, los medios que predominaban eran la TV y la radio, por lo que el consumo de esas piezas se tornaba poco menos que obligatorio.

El paso del tiempo trajo consigo el internet y con este llegaron un sinfín de formatos, estrategias y plataformas en las cuales anunciarse. De pronto, ya no era necesario ser un negocio de renombre ni desembolsar grandes cantidades de dinero para darse a conocer.

Pero la nueva dinámica que forjó el avance del siglo XXI, trajo aparejados sus respectivos problemas. Uno de los más evidentes y que sigue vigente hasta hoy fue la saturación publicitaria. Es decir el exceso de anuncios ofrecidos a los usuarios, que usualmente los lleva a generar aversión a las marcas.

La tendencia de la saturación publicitaria

Desde el punto de vista de las marcas, los anuncios son esenciales para poder vender sus productos o servicios. No obstante, estas a veces olvidan que la clave no pasa por repetir hasta el hartazgo una publicidad, sino generar impacto en los momentos justos.

El público está cada día más cansado de la publicidad online, más que nada por el exceso de anuncios a los que se ven expuestos. La cantidad resulta abrumadora y eso llevo a que el mensaje sea relegado a un segundo plano y hasta despierta un sentimiento negativo hacia esos anunciantes.

Ese “ruido” que genera el exceso de anuncios en los consumidores también puede patentarse en cifras. Un reciente estudio llevado a cabo por LoopMe reveló que un 45% de los internautas creen que las marcas los agobian con contenidos y estímulos de toda clase.

La investigación también arroja que aquellas marcas que abusan de la frecuencia a la hora de promocionar sus anuncios generan sentimientos negativos en más del 22% de los potenciales consumidores. Como consecuencia, estos descartan el producto o servicio ofrecido sin darle una mínima oportunidad.

¿Existen maneras para evitarla?

Evitar caer en el exceso no es sencillo. En el internet moderno son miles las marcas que compiten por captar la atención de los consumidores. Eso lleva a que la fatiga que estos experimentan con las piezas publicitarias los torne más susceptibles ante cualquier clase de anuncio.

Sin embargo, existen algunas claves a tener en cuenta para evitar caer en el error de la repetición.

1. Menos es más

Es cierto que crear estrategias y planificar contenidos suele ser difícil. Las marcas intentan condensar todo lo que quieren comunicar en piezas que duran unos pocos segundos. Una práctica poco beneficiosa si se tiene en cuenta que el primer impacto es lo que más importa.

En esos casos, la solución es crear piezas que cuenten con lo mínimo indispensable. Hay que saber sugerir sin la necesidad de explicar por demás. En este caso, es factible que los mensajes escuetos pero claros despierten real interés y sea el propio consumidor el que desee conocer proactivamente más acerca de aquello que se le está ofreciendo.

2. Creatividad a la altura

Si bien sobresalir es la premisa, en un mercado saturado lo que realmente marca la diferencia es la creatividad de las piezas. Cuanto más originales sean, más probable es que los usuarios las recuerden.

En estos casos las veces que se repita pasan a un segundo plano. Si bien la recordación se logra en muchos casos con la repetición del mensaje, una idea original tiene el poder de lograr lo mismo sin agobiar a los usuarios.

3. Una frecuencia razonable

No es sencillo precisar cuál es la frecuencia publicitaria ideal. Ese factor depende, en gran medida, de la naturaleza del negocio en cuestión, de lo que este ofrece y qué tan competitivo es el rubro en el que se desempeña.

Lo cierto es que cuanto más se vea tu anuncio, más probable es que los usuarios comiencen a generar rechazo hacia la pieza. Por lo tanto, lo fundamental es saber estar presente, no necesariamente acaparar el protagonismo. No hay que abusar, pero tampoco renunciar a la visibilidad que genera la publicidad online.


La saturación publicitaria es un problema que los anunciantes deben enfrentar para mejorar la perfomance de sus campañas y estrategias. Quizá la solución comienza por entender que insistir no siempre es la respuesta.

Con la ayuda de Bunker DB Analytics, sin embargo, esta tarea es mucho más sencilla. Al centralizar todos tus medios pagos y tus anuncios en nuesta plataforma, lograrás entender con mayor claridad si la frecuencia publicitaria que elegiste es la adecuada o debes variarla para alcanzar los objetivos que te hayas trazado.

Conoce todo lo que tenemos para ofrecerte. Solicita tu demo aquí.

Acerca del Autor

Bunker DB

Bunker DB es una empresa de tecnología especializada en ayudar a los departamentos de marketing a ser más eficientes y productivos mediante el procesamiento y análisis de datos con inteligencia artificial.

Ver Artículos