Las buenas passwords nos mantienen seguros ante potenciales amenazas
LLas buenasImagen: una buena contraseña nos mantiene seguros ante potenciales amenazas (Foto: Stockvault)

¿Qué hay que tener en cuenta a la hora de escribir passwords seguras? Esto aconsejan los diferentes expertos en ciberseguridad.

Las contraseñas de seguridad son la primera barrera de defensa de nuestra identidad digital. Las utilizamos para la cuenta de email, tarjetas, servicios, perfiles y todos los dispositivos en los que tengamos una cuenta.

Con alternativas tan variadas, es obvio que no podremos recordarlas todas. Es entonces cuando utilizamos passwords repetidas o demasiado simples. Un error que, a la larga, puede resultar fatal para la seguridad de nuestros datos.

Al día de hoy, un 3% de los internautas aún utilizan claves tan sencillas como “123456” o “123456789”.  Así lo detalla el ranking de las peores passwords, elaborado por el Centro de Ciberseguridad Nacional (NCSC por sus siglas en inglés) de Reino Unido.

¿Qué aconsejan los expertos?

La seguridad de las contraseñas sigue teniendo diversas fórmulas. Hace algunos meses, el FBI publicó una guía sobre lo que debemos tener en cuenta para crear una contraseña segura. En ella, afirma que utilizar patrones simples las vuelve fácilmente decodificables para los hackers.

Por lo tanto, lo mejor sería incluir letras mayúsculas, minúsculas, números y caracteres especiales. Ese pensamiento suele ser el más difundido entre las compañías que más se preocupan por la ciberseguridad. Sin embargo, el FBI advierte: no es un patrón tan seguro como podríamos creer, en especial si está siendo tendencia.

A continuación, analizamos los 8 consejos brindados por el Instituto Nacional de Estándares y Tecnología (NIST) para garantizar una clave segura:

1. Crea una contraseña larga

A los hackers les será más difícil descifrar passwords que tengan en promedio 15 caracteres y no contengan una única palabra.

Cuanto más caracteres, más compleja de descifrar será.

2. Combina varias palabras

Una respuesta inteligente ante un potencial ciberataque es contar una amplia combinación de palabras

Intenta que sean tres. Cuanto menos tengan que ver entre ellas, mejor. Ejemplo: “CocheOficinaTrabajoCasa”.

3. El alfanumérico no lo es todo

Las claves que mezclan mayúsculas, minúsculas, números y símbolos son seguras, pero difíciles de recordar.

A veces lo son tanto, que nosotros mismos las olvidamos y las registramos en algún lugar potencialmente hackeable.

4. No utilices datos personales

No incluir datos personales como fecha de nacimiento, apodos, nombre de mascotas, etc. en tus contraseñas.

Toda esa información puede ser pública y, por lo tanto, utilizada para perjudicarte.

5. Evita los sitios de “sugerencias”

No incurras en este error. Antes de introducir una clave en un sitio que estime la fortaleza de tus passwords, asegúrate de que puedes confiar en él.    

Todas las webs que analizan passwords guardan esa información. Algunos pueden utilizarla en tu contra o el servicio puede sufrir un hackeo que te perjudique.   

6. No utilices una única clave

Utilizar una única clave para todo es un error garrafal. Intenta variar la contraseña según la cuenta o servicio que utilices.

Si te cuesta recordarlas todas, crea una contraseña original y propón leves variaciones de ella para guiarte. 

7. Cámbialas solo si es necesario

Cambiar las contraseñas porque si no tiene sentido. Si realmente vas a modificarlas, asegúrate de que el servicio o web donde lo hagas haya sido comprometido.

Los expertos desaconsejan estos cambios periódicos.

8. Utiliza la autenticación en dos pasos

¿Cuál es la mejor manera de mantener segura tu información? Crea un código de seguridad temporal (o código verificador) que sea el backup de tu clave.

Para ello, utiliza un servicio de autenticación en dos pasos (2FA en inglés). El de Google es sumamente recomendable.

Algunas passwords imperdonables 

Ahora que sabes en qué basarte, compartimos contigo un breve listado de las peores contraseñas según la NCSC:

  1. 123456
  2. 123456789
  3. Qwerty
  4. Password
  5. 111111
  6. 12345678
  7. Abc123
  8. 1234567
  9. Password1
  10. 12345

La NCSC es bastante clara al respecto: si en esta lista aparece alguna clave que utilices, cámbiala cuanto antes. Todas ellas son las primeras de un listado que incluye las 100.000 contraseñas más vulneradas en ciberataques a nivel global.


Crear una contraseña única y compleja es todo un arte que debes entrenar. A fin de cuentas, existen millones de posibles combinaciones. Lo primero es que propongas una frase memorable. Algo que quede grabado en tu retina, sea tu libro, canción o serie de TV preferida.

Ahora que sabes lo que deberías considerar, puedes crear contraseñas que mantengan tus datos realmente seguros

Y tú, ¿qué consejos utilizas para crear las tuyas?

Acerca del Autor

Federico Chans

Licenciado en Comunicación, Communications Assistant en Bunker DB, 28 años y especial gusto por la buena redacción, la escritura, la fotografía y el cine. Amante del fútbol, así como del mundo del social media y las tendencias digitales.

Ver Artículos