India le hace frente al poder de los gigantes tecnológicos
Imagen: India le hace frente al poder de los gigantes tecnológicos

El gobierno de India aprobó una serie de regulaciones para limitar el poder de los gigantes tecnológicos en ese territorio. Conócelas todas aquí.

India dio a conocer nuevas y estrictas regulaciones para limitar el alcance de las redes sociales y otros servicios web en ese país. La medida, según se detalla, aplicará especialmente para “empresas de medios sociales importantes y con grandes bases de usuarios”. En otras palabras, todos los gigantes tecnológicos presentes en ese territorio.

La sanción fue dictaminada por el Ministerio de Electrónica y Tecnología de la Información (MEITY por sus siglas en inglés). Entre las exigencias más importantes del comunicado, destacan algunas como mejorar los tiempos de respuesta, contar con equipos locales, entre otras puntualizaciones.

Algunos lineamientos a considerar:

  • Reconocer las solicitudes de eliminación de contenido ilegal, de desinformación y/o violento dentro de un plazo de 24 horas.
  • Ofrecer una respuesta y tomar acción en un plazo no mayor a los 15 días.
  • Eliminar todo contenido sexual explícito en un máximo de 24 horas.
  • Revelar la identidad de los creadores detrás de los contenidos conflictivos (odio, desinformación, etc.).

A su vez, las plataformas deberán designar “oficiales de cumplimiento”. Entre sus tareas estará corroborar que los pedidos sean atendidos en tiempo y forma. Además, emitirán informes mensuales para notificar cómo se vienen desarrollando esas actividades.

Del mismo modo, cada empresa deberá establecer una oficina local en India con el fin de entablar una “conexión directa” con las autoridades.

Nuevos desafíos para los gigantes tecnológicos

La nueva serie de requerimientos solicitados por el gobierno indio pueden ser sumamente desafiantes para las grandes compañías. Ya en el pasado estas han expresado su desacuerdo con medidas de ese estilo.

Sin embargo, India lo ha transformado en ley por esa misma razón. Lejos de permitir que las compañías tecnológicas se salgan con la suya, el gobierno ha garantizado que el incumplimiento de las normas puede conducir a graves sanciones.

Estas irían desde multas ejemplificadoras, así como a una prohibición total del servicio infractor en todo el territorio.

El caso más claro de ello fue TikTok, que durante 2020 fue vetado en India por el conflicto directo que el país mantiene con China. La prohibición fue un duro golpe para la app, que perdió de un plumazo uno de sus mercados más prolíficos y con él más de 200 millones de usuarios.

En esa línea, tanto Facebook como Twitter miran de reojo las nuevas regulaciones. Si bien ambas plataformas han apostado fuerte por el mercado indio, su experiencia con el gobierno no ha sido especialmente pacífica en los últimos tiempos.

La libre expresión, los discursos de odio y la desinformación en ambas plataformas han supuesto reiteradas diferencias con las autoridades. Y es básicamente en función de aquellos problemas que el gobierno decidió tomar cartas en el asunto.

¿Qué deparará el futuro inmediato?

Es difícil proyectar cómo se decantarán los acontecimientos. Por lo pronto, está claro que las estrictas medidas de India generarán fricción entre los involucrados.

No obstante, los gigantes tecnológicos tienen claros los beneficios del inmenso mercado indio y no están dispuestos a renunciar a ellos. Solamente por esa razón estarían dispuestos a acatar los lineamientos dictados por el gobierno.

Por lo pronto, quienes seguramente seguirán muy de cerca el desenlace de esta disputa serán las demás naciones. Hace tiempo que los diferentes países vienen analizando nuevas maneras de regular la influencia de los gigantes tecnológicos en sus respectivos territorios. Por eso la resolución del conflicto en India puede servirles como ejemplo.

Existen territorios que ya han comenzado a luchar por su cuenta esta batalla legal para regular la actividad digital. A comienzos de año, España creó un código ético para regular la actividad de los influencers; en las últimas semanas Australia ha estado luchando para que estas empresas paguen a los medios por la difusión de noticias, entre otros.

La meta, a fin de cuentas, es trazar los principios globales para regular las actividades de las grandes compañías de tecnología. Pero para que eso sea posible, las diferentes naciones tendrán que aprender de experiencias como esta para saber qué funciona y qué no.


¿Logrará India controlar a los gigantes tecnológicos? El mundo espera una respuesta para entender cómo proceder.

Acerca del Autor

Federico Chans

Licenciado en Comunicación, Communications Assistant en Bunker DB, 29 años y especial gusto por la buena redacción, la escritura, la fotografía y el cine. Amante del fútbol, así como del mundo del social media y las tendencias digitales.

Ver Artículos