De ahora en más, los influencers de España deberán regirse por un código ético
Imagen: de ahora en más, los influencers de España deberán regirse por un código ético

Con el fin de garantizar la transparencia publicitaria, España presentó un código ético para sus influencers. Conoce más detalles aquí.

En sus comienzos, el marketing de influencers era tierra de nadie. Por aquel entonces, no importaba demasiado lo que hicieran. Lo verdaderamente relevante era siempre estar a la vanguardia para mantener la relevancia en las redes.

Las marcas, por su parte, sostenían luchas interminables por ver cuál se quedaba con los servicios de estas figuras públicas. Elegirlos era complejo, porque no resultaba sencillo dar con aquellos que se ajustaban al perfil de marca.

El problema de los influencers  

Durante esos incipientes comienzos, los consumidores se enfrentaban a la difícil tarea de discernir entre contenido publicitario u orgánico. Si bien las normas de internet eran claras, a nivel de marketing de influencers no parecían ser tan tajantes.

Conscientes de estos problemas, las autoridades pertinentes coincidieron en la necesidad de crear marcos legales más severos. Si bien es correcto que un influencer publique lo que desee, los usuarios tienen el derecho de saber ante qué clase de contenido se encuentran.

Los primeros países en limitar esa problemática de falta de transparencia fueron Inglaterra y Estados Unidos. Básicamente propusieron un marco legal para controlar la caótica situación que reinaba por entonces y así dejar en claro qué estaba amparado por la ley y qué no.

España se suma al desafío

Un par de años después, España se convierte en el segundo país europeo detrás de Inglaterra en dar un golpe sobre la mesa. En los últimos tiempos, las autoridades desarrollaron un código ético para el marketing de influencers.

Si bien los acuerdos éticos suelen ser guías de comportamiento y es fácil saltearlos, no parece que esto vaya a suceder. Desde el momento en que las marcas y los anunciantes están incluidos en dichas líneas y los incumplimientos pueden desembocar en sustanciales multas, no parece que los agentes del mercado vayan a tomar ese riesgo.

¿Qué incluye este código ético?

Al ser de público acceso, esta guía de prácticas éticas está disponible en la web. El documento cuenta con una lista de requerimientos que todo influencer debe cumplir para ejercer su profesión.

A su vez, el gobierno español exige que las agencias incluyan este documento en los contratos que cierran con los influencers. De ese modo pretenden generar una mayor presión para que las normas sean realmente acatadas.

Por un lado, el documento detalla cuáles contenidos son considerados publicidad:

  • Aquellos que buscan promocionar productos o servicios.
  • Contenidos editados previamente por la marca involucrada.
  • Publicaciones vinculadas con una colaboración paga o cualquier tipo de retribución por mencionarla.
  • Promoción de productos o servicios que fueron enviados gratuitamente.

Cada uno de estos puntos debe ser mencionado o identificado por el influencer para dejar en claro a su comunidad que por detrás existe un contrato con alguna marca y lo que están viendo es una publicidad.

¿Cómo identificar esos contenidos?

Las nuevas guías éticas recomiendan a los influencers ser lo más claros posible al mencionar que el contenido es pago o promocional. Para ello deben utilizar palabras básicas como “publicidad”, “colaboración paga” o “patrocinio”. También sugiere que se puede agradecer a la marca por el regalo, viaje o servicio otorgado.

Esta mención al anunciante o marca será diferente según la red social donde se lleve a cabo:

  • Facebook o Instagram: se la debe incluir en el título del posteo.
  • Pinterest: debe ser especificada al comienzo del mensaje.
  • Twitter: será incluida en el mismo cuerpo del tuit.
  • Blogs: aparecerá en el título de la publicación específica.
  • Youtube: se la incluirá como etiqueta superpuesta a la imagen.

El código de ética para los influencers comenzó a regir en España desde el primero de enero de 2021.


De ahora en más, habrá que prestar especial atención a los contenidos de los influencers españoles. Solo mediante la práctica será posible saber qué tan en serio se han tomado su implementación.

La medida tomada por España parece regular un problema que hasta ahora no presentaba una sencilla solución. Es de esperarse que en un futuro cercano más países sigan este ejemplo para brindar la transparencia por la que los usuarios de internet reclaman.

¿Qué te parece el código de ética? ¿Crees que la medida será la solución que se necesitaba?

Acerca del Autor

Bunker DB

Bunker DB es una empresa de tecnología especializada en ayudar a los departamentos de marketing a ser más eficientes y productivos mediante el procesamiento y análisis de datos con inteligencia artificial.

Ver Artículos