La banca digital se abre paso en plena pandemia
Foto: la banca digital se abre paso en plena pandemia (Fuente: Jonas Leupe – Unsplash)

¿A tu institución financiera le está costando superar la pandemia? Aplica estas tendencias de la banca digital. Ingresa para saber más.

La banca digital en América Latina está viviendo una transformación sin precedentes durante este 2020. Así lo afirma un reciente informe realizado por Americas Market Intelligence y patrocinado por Mastercard.

Esta coyuntura supone un punto a favor para el continente. En especial porque comienza a equilibrar su desfasaje entre los altos índices de adopción digital y los bajos niveles de inclusión financiera.

El documento detalla que un 55% de los consumidores de la región dispone de una cuenta bancaria. Más de la mitad de ellos utilizan la vía digital para llevar a cabo sus transacciones. 

Nuevos desafíos en tiempos de cambio

La repentina aceleración que vive el sector estuvo impulsada por la pandemia del Covid-19. Así como el ecommerce está teniendo un incremento en sus actividades, los bancos también se enfrentan a un nuevo desafío: brindar un servicio digital mucho más ágil, íntimo y seguro.

Durante la cuarentena, los consumidores se enfrentaron a una situación especialmente compleja. Medidas como el distanciamiento social, el cierre de servicios esenciales y la necesidad de adquirir productos de primera necesidad, pusieron a prueba al sector financiero.

De hecho, el documento detalla que la velocidad de respuesta ante estos momentos de crisis es esencial. Aquellos que han respondido con mayor rapidez y eficacia están cosechando mayor confianza entre sus usuarios.

Prácticas útiles para la “nueva normalidad”

Las tendencias tecnológicas analizadas en el estudio son previas a la pandemia. No obstante, la información sirve como guía para no ceder ante las presiones y el descontento popular provocados por la crisis económica mundial.

A continuación enumeramos 3 de ellas que cualquier banco o institución financiera debería comenzar a adoptar; en especial para tener certezas dentro de estos tiempos tan poco convencionales que nos tocan vivir.

1. Demuestra interés por el usuario

¿Te imaginas estar irritable por el confinamiento y que tu aplicación bancaria de confianza funcione mal? Para evitar descontentos de esa clase, piensa en brindar un servicio que se adapte más que nunca a las demandas de los usuarios.

Lo primero y más importante es contar con un excelente servicio de atención al cliente. Si el público no está conforme con la atención dispensada, las tasa de deserción se disparará.

En otro orden, también hay que considerar algunos factores como: 

  • Una app con buena conectividad.
  • Acceso rápido, eficiente y sin complicaciones.
  • Interfaz sencilla e intuitiva para navegar.
  • Formato responsivo para una correcta visualización.
  • Beneficios y flexibilidad en cobro de bienes y servicios.

Los consumidores desean interactuar directamente con las marcas de su preferencia y ahora más que nunca. El banco ya no es solo una institución financiera; también debe ocupar el lugar de referente que transmite los valores con los que se define a sí misma.

2. Aprovecha las nuevas tecnologías:

Todo cliente desea contar con un servicio de calidad y personalizado que lo haga sentir especial. Esto no siempre es posible y menos aún durante un año tan particular y caótico como el 2020.

Para que la situación sea escalable, debes apostar por la tecnología en la base del negocio. Eso incluye chatbots y asistentes virtuales que guíen a los clientes y los ayuden a transitar plácidamente su experiencia de usuario.

El uso de estas innovaciones te ayudará a ordenar mejor tu proceso de atención al cliente. Contar con una inteligencia artificial a la que puedas entrenar para lidiar con toda clase de públicos a diario siempre es un acierto. 

3. Cambia tu estrategia de monetización

Si quieres que tu institución financiera mantenga una buena reputación, analiza tus políticas y estrategias de monetización.  En un tiempo donde el dinero no abunda, los clientes deben sentir que estás ahí para facilitarles la vida, no para complicarla todavía más.

La intención de reducir las comisiones o intereses bancarios están teniendo lugar en toda Latinoamérica. Si bien ceder a esto podría parecer una señal de debilidad al comienzo, recuerda que el verdadero valor yace en los datos que tus clientes comparten contigo por voluntad propia.


Las tendencias bancarias que se abren paso durante la nueva normalidad son contundentes, aunque también familiares. Su implementación ya había comenzado antes de que el coronavirus fuera declarado pandemia.

Sea como sea, el avance del Covid-19 ha acelerado y asentado la revolución tecnológica que caracteriza a nuestro tiempo. Una revolución donde la banca digital está llamada a ser confidente de sus clientes y brindarles un servicio óptimo, honesto y, sobre todo, empático.


Próximamente escribiremos más temas relacionados con la banca digital responsable y su servicio de atención al cliente.

Si quieres estar al tanto de lo último, suscríbete a nuestro newsletter y síguenos en redes sociales.

Acerca del Autor

Federico Chans

Licenciado en Comunicación, Communications Assistant en Bunker DB, 28 años y especial gusto por la buena redacción, la escritura, la fotografía y el cine. Amante del fútbol, así como del mundo del social media y las tendencias digitales.

Ver Artículos