Imagen: Crear puntos de comparación con casos de éxito nos permite mejorar en distintas áreas, entendiendo su funcionamiento y teniendo referencias comparativas para crecer y sobresalir entre la competencia. (Fuente: @gotracktown Flickr)
Imagen: Crear puntos de comparación con casos de éxito nos permite mejorar en distintas áreas, entendiendo su funcionamiento y teniendo referencias comparativas para crecer y sobresalir entre la competencia. (Fuente: @gotracktown Flickr)

Si queremos contar con las mejores herramientas para triunfar en el marketing digital, el benchmarking o análisis comparativo no puede faltar.

¿Qué es benchmark?

Se entiende por benchmark la evaluación de resultados por comparación. Esto brinda datos importantes para pulir prácticas dentro de un rubro.

Cuando determinamos qué compañías están obteniendo el mejor rendimiento, podemos estudiar sus métodos y mejorar los nuestros por comparativa. Establecer puntos de referencia o estándares medibles, nos sirve de base de comparación para las actividades de marketing. De esta forma, ahorramos gastos innecesarios y enfocando mejor las estrategias que usaremos a futuro.

Emplear benchmarking para mejorar nuestras estrategias

Utilizando herramientas de benchmarking en marketing digital podemos obtener data muy variada. Por ejemplo, información financiera sobre costos y rentabilidad de los informes anuales de grandes compañías que comparten la industria con nosotros. Con esta información comparable, podemos tener varios puntos de referencia, como costo por venta, retorno de inversión y porcentaje de ingresos, entre tantos otros. De esta forma podemos identificar qué necesitamos pulir o cambiar de nuestro sector comercial y hacer los ajustes necesarios para mejorar esa área.

En ventas, los puntos de referencia derivados del rendimiento de ventas nos indican qué tan eficaces están siendo nuestras estrategias de marketing. Esta información puede ser útil para impulsarlas. Las variables más comparadas son volumen de venta y cuota de mercado.

¿De dónde se obtienen los datos de benchmarking?

Se pueden obtener algunos datos en reportes anuales. Sin embargo, estadísticas más específicas como participación de mercado requieren que realicemos nuestras propias encuestas para averiguar si los consumidores están comprando. Otra opción es comprar encuestas de especialistas de marketing o compañías asociadas.

Relacionar varias actividades de marketing digital al benchmarking, nos permite obtener puntos de referencia importantísimos. Por ejemplo, el porcentaje de market share per salesperson, market share por direct marketing y porcentaje de online marketing que está generando ventas en línea.

El benchmarking y la inversión

Por otro lado, una promoción efectiva de nuestro producto o servicio es una clave fundamental del marketing. Podemos averiguar qué tanto dinero están gastando otras compañías para promocionar su éxito. Esto es fácilmente comprobable en sus reportes anuales y qué actividades promocionales están llevándose a cabo para obtener esos resultados.

Comparar sus gastos y actividad a volúmen de ventas, nos da un benchmark como costo promocional por elemento vendido y ventas por anuncio. Una vez que tenemos esos puntos de comparación podemos mirar hacia adentro y analizar nuestras actividades y sus resultados.

Consumidores felices

Finalmente, cuando nuestras estrategias de marketing producen consumidores felices, nuestro negocio crece. Realizar benchmarking basado en encuestas realizadas a consumidores establece qué les gusta de nuestra compañía y por qué nos prefieren ante la competencia. Los puntos de referencia que podemos utilizar en este sector son retención de clientes, número de quejas y satisfacción general.

En resumen, crear puntos de comparación con casos de éxito nos permite mejorar en distintas áreas. Entender su funcionamiento y tener referencias comparativas nos permite crecer y sobresalir entre la competencia.


Con estos consejos podemos mejorar el funcionamiento y performance de nuestras campañas para obtener mayores resultados de retorno de inversión que beneficia a la empresa y a los clientes.