Google anuncia cambios en la gestión de los datos privados

Google cambia las reglas en la gestión de la privacidad de los datos
Imagen: Google cambia las reglas en la gestión de la privacidad de los datos (Fuente: Wired)

El gigante tecnológico Google anunció que implementará cambios en los modos que gestiona los datos privados de los usuarios. Todas las novedades aquí.

Los últimos meses no han sido precisamente pacíficos para Google. El gigante tecnológico se ha visto envuelto en diversas polémicas que han mermado considerablemente su credibilidad ante la opinión pública. En especial porque todos hemos sido testigo de las lagunas que existen a la hora de aclarar qué datos conserva o no la compañía.

Hace pocas semanas, los tribunales reguladores europeos iniciaron una investigación contra Google debido al modo en que procesa los datos de ubicación. A la par, también tuvo que enfrentar una demanda colectiva de 5000 millones de dólares en California. Al parecer, las investigaciones confirmaron que la multinacional trackea la información de sus usuarios incluso en el modo incógnito de su navegador. 

Cambiar a tiempo o morir en el intento

Conscientes de la reputación negativa acumulada en pocas semanas, Sundar Pichai y compañía entendieron que algo debía cambiar. Por eso este miércoles 24 de junio de 2020 anunciaron a través de su blog oficial un cambio sustancial en la gestión de datos de los usuarios. 

Desde ahora, estos tendrán la posibilidad de eliminar automáticamente toda la información generada previamente. En dicho artículo, el CEO recalcó el compromiso de Google para garantizar la privacidad. Además, sostuvo que la seguridad de los datos y la capacidad de elegir qué hacer con ellos representan valores inalterables:

En la medida que desarrollamos nuestros productos, siempre intentamos centrarnos en tres principios fundamentales para el usuario. Ellos son mantener segura su información, tratarla de modo responsable y darle el control sobre ella. Hoy estamos anunciando mejoras en la privacidad para lograrlos”.

Sundar Pichai – CEO de Google
¿Qué modifica la nueva funcionalidad?

A partir de ahora, todos los usuarios de Google podrán eliminar la información correspondiente a su historial de navegación. Eso incluye búsquedas, historial web, ubicaciones, compras, búsquedas de voz, actividad en aplicaciones y herramientas de la compañía y más.

Esta nueva funcionalidad estará disponible para todos los usuarios. Los nuevos ya la tendrán configurada por defecto en sus perfiles; los más antiguos, como ya dijimos, deberán cambiar la configuración para permitirlo.

La medida tendrá un margen de 18 meses hasta entrar en acción de modo predeterminado para los nuevos usuarios. A modo de facilitar este cambio para usuarios más antiguos, el gigante tecnológico anunció que promocionará la medida en su motor de búsqueda.

YouTube también se plegará a esta resolución. No obstante, la eliminación predeterminada de información entrará en vigencia para nuevos usuarios luego de tres años. Según los voceros de Google, el margen se establece para que los algoritmos de recomendación aprendan de esa data para trabajar sin ella en el futuro.

Al mirar en retrospectiva, esta decisión del gigante de Silicon Valley se condice con su accionar más reciente. Todos hemos sido testigos de la insistencia de la compañía por mejorar su sistema de seguridad en dos pasos; por los nuevos sistemas de verificación de identidad; recomendaciones y tutoriales para cuidar nuestra información, entre otros. 

Un cambio progresivo en el tiempo

Vale aclarar que esta dinámica ya era aplicable desde el 2019. Antes de ello, el gigante tecnológico registraba todas las acciones del usuario en la página Mi Actividad de modo indefinido. Al ingresar allí, los usuarios podían chequear qué datos personales habían sido recopilados y eliminar manualmente algunos de ellos.

A partir del año pasado, Google mejoró la posibilidad de eliminar todos los datos desde la página Controles de actividad. Es decir que la opción ya existía, pero era necesario que la persona ingresara continuamente para borrar su historial. Es decir que una vez que se configure la eliminación automática de datos, esa dificultad quedará en el pasado.

El marketing digital está evolucionando

Diferentes expertos consideran que tomar una decisión tan importante traerá consigo ciertos conflictos. Por empezar, el choque de intereses entre la privacidad de los usuarios y los beneficios comerciales de Google como red publicitaria.

Hoy la compañía aplica un sinfín de estrategias personalizadas y tácticas exitosas en función de los datos recabados. Desprenderse sin más de ellos es renunciar deliberadamente a una mina de oro. El mismo Pichai lo aseguró al decir que las plataformas de la marca deberán adaptarse a trabajar con menos datos.

Sin embargo, no es que a la compañía precisamente le falte infraestructura tecnológica para paliar esa pérdida. Algunas herramientas como el machine learning, por nombrar una, ya aprenden de los datos y hacen predicciones. Es decir que sin importar que se les quiten los recursos esenciales de trabajo, ya conocen las tendencias y los comportamientos de las audiencias.

La resolución es un gran golpe para las marcas y compañías que se valen de los datos de Google para funcionar. Sin información de los consumidores obtenidas a partir de un tercero, quienes no apliquen el zero party data quedarán rezagados. Ya no tendrán los insumos necesarios para trazar estrategias de remarketing, retargeting y tantas otras opciones. 

De hecho, el accionar de Google no es para nada nuevo. Hace algunos meses, el gigante tecnológico era noticia por confirmar que eliminaría las cookies de terceros de su navegador.


Esta solo es una muestra más de que las reglas del marketing digital están cambiando aceleradamente. Por lo tanto, numerosas compañías y negocios deberán reinventarse a la par si pretenden sobrevivir en ese nuevo orden.