Comienza la temporada de perros robot en los Estados Unidos

Los perros robot “Mini Cheetah” jugando fútbol (foto: Captura video Biomimetics MIT)

“Mini cheetah”, los perros robot del MIT, son pequeños cuadrúpedos con diversas habilidades físicas y técnicas. Conócelos aquí.

Una nueva estación comienza y llegan grandes novedades, no solo a nivel de clima sino de innovación y tecnología. Mientras en Sudamérica la primavera florece, en EEUU el otoño trae consigo los primeros perros robot de la temporada. Unos modelos mejor conocidos como “Mini Cheetah”, desarrollados por el Massachusetts Institute of Technology (MIT).

La institución presentó los robots en marzo, cuando mediante un video vimos cómo uno de ellos daba una vuelta de 360 grados en el aire. Una habilidad sencilla para los humanos, pero aún compleja para estos cuadrúpedos eléctricos que pesan apenas nueve kilogramos. No obstante, hoy vuelven a ser noticia gracias a otro video difundido por el Laboratorio de Biomimética del Instituto.

La pieza audiovisual de dos minutos y medio nos muestra que ya no hay uno, sino nueve “Mini Cheetahs”. Durante ese lapso, vemos cómo los perros robot realizan actividades al aire libre en los jardines del MIT. Casi al instante, notamos que han aprendido nuevos trucos, entre ellos caminar, correr, saltar y más. Lo que coronan jugando hasta con un balón de fútbol entre ellos.

Características técnicas

Acorde con el sitio MIT News, los “Mini Cheetah” cuentan con doce motores eléctricos, repartidos, de tres en tres, en cada una de sus cuatro patas. Tales motores son más pequeños de lo usual y, en general, son utilizadas en drones y aviones a control remoto. Con ellos, los robots pueden alcanzar una aceleración máxima de casi diez kilómetros por hora.

A su vez, estos perros robot se caracterizan por la flexibilidad y dinamismo en su andar. Si caen o son tirados al suelo, se levantan sobre sí mismos a gran velocidad. Sin mencionar que son hábiles a la hora de esquivar obstáculos a pesar de no contar con sensores visuales para guiarse.

“Mini Cheetah”, el perro robot desarrollado por el MIT
“Mini Cheetah”, el cuadrúpedo robótico del MIT (foto: Bryce Vickmark: MIT News)

Por su parte, Benjamin Katz, desarrollador en jefe de los “Mini Cheetahs”, calificó a estos como “casi indestructibles”. El MIT diseñó estos perros robot para que duren. Por eso son fáciles de reparar en casos de ruptura de alguna pieza y hasta se puede moldear su estructura si fuera necesario. Lo que los vuelve flexible en comparación con la rigidez de su predecesor: el “Cheetah 3”.

“La principal razón por la que construimos estos robots es que hacen mucho más sencilla la experimentación. Esa resistencia que tienen nos da la libertad de probar cosas nuevas, alocadas, diferentes”, ponderó el también integrante del Departamento de Ingeniería Mecánica del Instituto.

Perros robot: una tendencia creciente

Los perros robot continúan siendo novedosos, aunque mucho menos que en años anteriores. El “Mini Cheetah”, de hecho, es una versión miniatura, moderna y mejorada del “Cheetah 3”. Un cuadrúpedo más grande, pesado y formidable, que es estabilizado con correas para proteger sus costosas y personalizadas piezas.

En paralelo existe Boston Dynamics, la compañía en ingeniería y diseño de robots fundada por Marc Raibert, graduado del MIT. Un sitio donde el desarrollo y promoción vía video de robots-animales ya es una tradición de los tiempos modernos.

El pasado septiembre la empresa comunicó públicamente que su nuevo perro robot, conocido como “Spot” y “Spot Mini”, comenzará a distribuirse en el mercado mundial. Sobre todo para aquellos clientes interesados en estar a la vanguardia tecnológica con novedosos productos como este.

Sin embargo, y más allá de su portento físico característico, estos robots no destacan por ser precisamente inteligentes. No tienen la facultad de elegir por sí mismos a dónde ir o cómo reaccionar a ciertas situaciones. Spot, por ejemplo, puede utilizar el “modo centinela” para patrullar un camino establecido. Aunque no es capaz de reaccionar a estímulos imprevistos como ponerle una caja de cartón en la cabeza.

Por otro lado, “Mini Cheetah” es incluso menos autónomo que su competidor, al menos por el momento. Como vemos en el video, estos perros robot todavía no actúan por sí mismos en muchos casos. Son guiados por control remoto, los cuales a la vez son manejados por los ingenieros del departamento que los desarrolló. 

Usos actuales y proyecciones

Hasta el momento, los perros robot han sido testeados para realizar tareas de monitoreo. Lo que incluye sitios de riesgo como construcciones o instalaciones remotas de gas, petróleo y energía.

Su dinamismo y flexibilidad, pondera el MIT, “servirán para mejorar las búsquedas y exploraciones de territorios hostiles para los humanos”. En efecto, será en esas instancias donde la resistencia y capacidades atléticas de estos robots adquirirán valor real. No obstante, ninguna compañía considera al día de hoy venderlos con fines militares de ningún tipo.

Para un futuro cercano, los conocedores coinciden en que estos perros robot aprenderán a ser autónomos en su accionar. Además, comenzarán a cumplir tareas mucho más cotidianas, como ser acompañantes para los humanos, entregar paquetes y realizar patrullajes exhaustivos.


La tecnología y la robótica siguen evolucionando gracias a herramientas que los impulsan como el machine learning y la inteligencia artificial. Una realidad que hoy podemos apreciar en lugares como el Henn Na Hotel, ubicado en Japón y atendido íntegramente por robots.

El aprendizaje sistemático mediante la aplicación de patrones específicos le asegura un futuro prometedor a estos cuadrúpedos. Solo es cuestión de tiempo para que logren explotar ese potencial y revolucionen la industria.