Henn Na Hotel: el primer hotel del mundo atendido por robots

Con un personal en su mayoría robotizado, el Henn Na Hotel brinda un servicio único e innovador. Conócelo en detalle a continuación.  

Foto: Nikkei Asian Review

El avance de la inteligencia artificial (IA) es una realidad en la que ya estamos plenamente inmersos. Durante años hemos fantaseado con las nuevas posibilidades que estas tecnologías traerán consigo. Sin embargo, en países como Japón, a la vanguardia en lo que respecta a innovación, estas prácticas ya son tendencia.

Henn Na Hotel: el futuro ya llegó    

De hecho, el Hotel Henn Na (literalmente “hotel extraño” en español) es una clara muestra de ello. Ubicado en la prefectura de Nagasaki, el establecimiento creado por Hideo Sadawa es atendido casi íntegramente por robots; y no de cualquier clase: los recepcionistas son, para sorpresa de los huéspedes, dinosaurios con uniforme del hotel. Sumado a Yumeko, una humanoide que imita los movimientos humanos.     

El huésped es identificado mediante un detector de movimiento. Paso seguido, estos actroids le solicitan que se registre a través de la pantalla táctil que tiene en frente. De ellos nace una voz grave y robotizada, que puede hablar en chino, coreano, japonés o inglés, según las preferencias del cliente. El diálogo de por sí tiene una dinámica algo torpe y limitada, porque está planeado únicamente para brindar un servicio ágil.

Tras el check-in, un brazo robótico se encarga de administrar el equipaje de los visitantes. Otro robot, por su parte, carga las maletas hasta la habitación correspondiente, haciendo también de guía para los recién llegados. Una vez frente al dormitorio, el usuario se encontrará con un tablero electrónico que hará el reconocimiento facial correspondiente para permitirle el acceso.

Dentro de cada una de ellas, los visitantes verán en sus mesas de noche una tablet para comunicarse con el lobby. A su lado, tenemos un amigable y pequeño robot. Su nombre es Churi-Chan, tiene forma de tulipán y cumple las veces de asistente personal, al mejor estilo Amazon Echo. Entre sus funcionalidades están prender y apagar las luces del dormitorio, regular la temperatura, notificar el clima actual y más.

Foto: Churi-Chan, la robot asistente del Henn Na Hotel (The Independent)

En total, Henn Na Hotel tiene en funcionamiento más de 230 robots. Entre ellos también se incluyen los encargados de limpieza, entretenimiento y el piano que se toca solo. Otro atiende la barra de tragos, otro cocina e incluso existen podadoras inteligentes que cortan el césped.

¿Dónde están los humanos?

El personal humano es apenas de diez personas y casi nunca es visto por los pasillos o el lobby del establecimiento. Están únicamente para supervisar el correcto funcionamiento de la IA, así como para cambiar las sábanas de los 100 dormitorios. Esta tarea aún es muy tediosa y específica para que la hagan los robots limpiadores.

Los funcionarios también trabajan detrás de las cámaras, preocupándose por la seguridad del establecimiento. Sin mencionar que saltan a escena en caso que algún visitante requiera asistencia humana 1o algún actroid se descomponga.  

Un hotel low-cost ecológico

Henn Na Hotel cuenta actualmente con ocho franquicias en funcionamiento, con planes de abrir otras cinco en los próximos meses. Considerando el rotundo éxito obtenido desde su apertura en 2015, el objetivo de alcanzar las mil sucursales a nivel mundial es factible.

La cadena hotelera de Hideo Sadawa (también fundador de la agencia de viajes nipona H.I.S) basa su estrategia en el low-cost. La habitación estándar por noche cuesta 150 dólares y cuenta con todas las comodidades necesarias.

Además, está equipada con un sistema de refrigeración radiante que regula la temperatura de forma natural. Dicha ventaja permite al hotel ahorrar en aire acondicionado, transformándolo en un sitio amigable con el medio ambiente.      

El edificio, por otro lado, aprovecha el flujo de aire natural gracias a su particular diseño. A ello se suma el uso de paneles solares para escatimar energía. Todas esas prácticas han permitido racionar un 30% en comparación con los hoteles tradicionales.      

¿Por qué robotizar el personal?    

Acorde con la tendencia mundial, la implementación de IA en la dinámica laboral es cada vez mayor. No solo porque el desempeño se torna más eficiente, sino porque obedece a un modelo de negocio de bajo presupuesto.

Con robots como empleados, las empresas no deben pagar un sueldo ni gastar en seguros médicos, vacaciones… Solo se invierte en su adquisición, la cual se amortiza con el paso del tiempo. La relación costo-calidad, en suma, es óptima.

Foto: Los recepcionistas del hotel: La humanoide Yumeko y los dos dinosaurios (AFP)

Los robots que trabajan en el Henn Na Hotel son creados por la Universidad de Osaka y fabricados por la empresa Kokoro. Los actroids son desarrollados desde 2003 y se los optimiza continuamente para hacerlos lo más “humano” posibles.

La idea a futuro es que su atención sea agradable y cálida, lo que no echará en falta la ausencia de seres humanos en el servicio. Una de las principales trabas que al día de hoy encarecen el servicio para quienes disfrutan de la dinámica tradicional. Al menos en lo que a la estadía en hoteles respecta.


“En la medida que logremos mejorar nuestro sistema, podremos llevar nuestra idea a otras partes del mundo”, afirma Sadawa.

El futuro es tecnológico. ¿Estamos listos para dar el salto?