5 modos en que la IA está revolucionando el marketing digital

La irrupción de la IA trae consigo grandes cambios para el marketing digital. A continuación analizamos cinco modos en que se la está utilizando.

Desde hace ya algunos años la inteligencia artificial (IA) ha ido ganando espacio en el mundo del marketing digital. Si bien su uso aún es resistido por muchos, son más los que la integran a su dinámica diaria. ¿Por qué? Porque las ventajas que aporta son revolucionarias y potencian el trabajo de los marketers a otro nivel.

Al día de hoy, la IA continúa siendo “inmadura” en muchos aspectos. Su evolución es sostenida, aunque todavía está dando los primeros pasos para llegar a ser infalible como los expertos pretenden. Actualmente depende mínimamente de las personas para aprender mediante el proceso de machine learning. Por tanto, la posibilidad de que nos sustituya en nuestras labores son, por ahora, infundadas.

Es verdad que en el futuro la IA suplirá al ser humano en diversos rubros; sobre todo los que conllevan esfuerzos físicos importantes, contingencias evitables o tienen un margen de error humano riesgoso. Sin embargo, en la actualidad sigue perfeccionándose y sus ventajas ya han comenzado a vislumbrarse, sobre todo en marketing.   

Sus beneficios son palpables, más que nada en lo que refiere a la automatización de procesos. La correcta implementación de la IA genera como resultado prácticas mucho más rápidas, dinámicas y eficientes. Aunque, como dijimos anteriormente, esta herramienta existe para ser un complemento y no una solución en sí. Si la persona comprende eso, logrará sacarle el máximo provecho al formar una sólida alianza máquina-humano.

Según Salesforce, un 51% de quienes trabajan en marketing (sin importar el tamaño de su compañía) ya están usando IA. Un 27%, por otro lado, está planeando incorporar estas tecnologías a partir del 2019. En esa sintonía, las tecnologías para la toma de decisiones a partir de datos tendrán el mayor protagonismo. Las más difundidas serán machine learning, deep learning, procesamiento de lenguaje natural (PLN) y más.

El futuro ya está aquí

Desde Siri (el asistente inteligente de Apple), hasta los automóviles autónomos de Tesla, la IA está transformando las diversas industrias. Su impacto es claro y el marketing digital no se muestra ajeno a ese fenómeno.

A continuación, analizamos 5 maneras en la que esta tecnología está impactando en el marketing digital.

1) Creación de contenidos

¿Se imaginan la Inteligencia artificial escribiendo textos o artículos como este? Bueno, ya es posible y la tendencia apunta a que sea cada vez más común. Hoy es capaz de escribir reportes y noticias con base en palabras clave e información recabada de la web. El Washington Post, de hecho, ya ha atribuido la autoría de muchos artículos a Heliograf, su propia tecnología de IA.

Esta funcionalidad permite ahorrar tiempo y optimizar recursos de una manera nunca antes vista. Medios como Forbes, Associated Press, BBC, CBS, The New York Times y Reuters también han incursionado en esta práctica. Y mal no les ha ido: las visitas a sus respectivos websites han incrementado considerablemente.      

2) Mejor experiencia del usuario

El análisis de datos y los algoritmos inteligentes han llevado la experiencia del usuario a otro nivel. Con semejantes insumos, la personalización del proceso de compra se vuelve mucho más sencilla y específica. Gracias a la información recabada por la IA, ahora el cliente recibe en tiempo real las ofertas que mejor se ajustan a sus necesidades.

Acorde con una encuesta publicada en 2017 por Everygage, el 63% de los marketers considera que la IA mejora la experiencia del cliente. ¿Por qué? Porque optimizar el proceso de compra significa réditos inmediatos, que se reflejan en un incremento significativo en las tasas de conversión. Aquí es donde los contenidos relacionados o incluso los chatbots resultan necesarios para mejorar la experiencia.

3) Publicidad digital automatizada

Probablemente uno de los rubros del marketing digital que mejor se ha adaptado al uso de IA. Facebook y Google ya utilizan esta tecnología para dirigir su publicidad a los públicos más propensos a interactuar con ella. Incluso a través de las plataformas que los algoritmos asumen tendrán mejores números en cuanto a interacciones.

Eso es posible gracias al uso correcto del machine learning y el análisis predictivo. Dos funcionalidades que tienen en cuenta intereses, gustos y otros aspectos del usuario para conocerlo (y entenderlo) mejor. Lo que resulta en datos mucho más específicos, que benefician la estrategia y permiten escatimar en gastos.

4) Reconocimiento facial

Ser capaz de identificar a los clientes para enviarles notificaciones personalizadas es un hecho revolucionario para el marketing digital. Es el modo más novedoso de trackear datos entre el mundo físico y virtual, permitiendo generar una sinergia entre ambos.  

Una vez que el cliente logra ser identificado, es más sencillo entablar un diálogo directo y personalizado con él. Además, le proporcionará una experiencia íntegra y sumamente personal, que hará crecer su confianza en la marca. El consumidor verá que se lo tiene en cuenta, se lo conoce y se le recomienda con base en sus hábitos e intereses.

5) Análisis predictivo

Nombrado con anterioridad, el análisis predictivo se resume en el uso de datos mediante algoritmos estadísticos, machine learning y más. La lógica responde a predecir futuras prácticas o comportamientos del usuario en función del historial de datos recabados. Su implementación es de las más difundidas en los diferentes rubros actualmente y apunta a seguir creciendo.   

Gracias a ella, los marketers ahora son capaces de comprender las probabilidades de que un potencial cliente efectivamente convierta. Sin embargo, vale recordar que el análisis predictivo será tan bueno como los datos que se le proporcionen para analizar. Por tanto, si los datos son limitados o poco exhaustivos, la IA realizará un estudio poco específico.


La IA es un aliado poderoso de cualquier marketer para llevar a cabo sus estrategias. Su uso no solo supondrá un mejor ROI, sino una comprensión mucho más profunda de sus consumidores. Asociarse con ella no significa encomendarle todas las responsabilidades, sino trabajar en conjunto para potenciar el rendimiento.

Aún es muy pronto para sacar conclusiones, aunque el rol que la IA ha tenido en el marketing ya se vislumbra como revolucionario. Con su uso, las capacidades humanas se potenciarán a niveles sin precedentes. Por lo tanto, la cuestión pasa por perderle el miedo a la innovación y darse cuenta la cantidad de nuevos horizontes que se avizoran con esta herramienta tecnológica.