AR Ads: Los anuncios del futuro que Facebook ha comenzado a testear

Las AR Ads, conocidas en español como anuncios en realidad aumentada, son el nuevo formato que testea Facebook pensando en la publicidad del mañana.
AR Ads

Foto: Techcrunch

El futuro de la publicidad ya está aquí. Las AR Ads (mejor conocidas en español como anuncios en realidad aumentada) ya comienzan a ser utilizadas por varias marcas; incluso por Facebook, que ha comenzado a testear su rendimiento en el feed de los usuarios.

¿En qué consisten estos nuevos tipos de anuncios? En que, mediante la cámara del celular, permiten probar los productos antes siquiera de comprarlos. Así, un usuario promedio puede probarse unas gafas de Michael Kors a través de la pantalla de su móvil.

En esa misma sintonía, las personas pueden chequear cómo se vería un mueble de Pottery Barn en su sala; incluso antes de ordenarlo. Solo deben elegir el producto y enfocar la cámara del celular al espacio donde desean ver proyectado este. Si el producto los convence, pueden dirigirse directo a la compra.

AR Ads en acción

La realidad aumentada es una tecnología que redobla la apuesta en lo que a publicidad refiere. Los pioneros en su implementación fueron apps como Snapchat. Ahora Facebook, Apple e incluso Google comienzan una fase beta en algunas regiones del mundo.

“Un mejor marketing equivale a mejores compras” sostiene al respecto Ty Ahmad-Taylor, Vicepresidente de marketing de productos en Facebook. A su vez, destaca que “esto nos permite conectarnos con los clientes de un modo poco usual y totalmente nuevo”. “Ahora les podemos enviar mensajes en un formato que están dispuestos a aceptar”, reflexiona.  

Facebook ha asegurado que este nuevo formato de ads será probado y evaluado en el feed de diversos usuarios. Sin embargo, no sucederá así en Instagram ni Messenger, aunque se estima que si tienen éxito no demorarán en llegar.

Las AR Ads ya están aquí

Por ahora el proyecto se encuentra en una etapa beta y nada se puede aventurar. No obstante, Facebook ya comenzó a hablar con las agencias sobre la publicidad de AR Ads. El objetivo, en lo previo, es hacerlas redituables hoy y ahorrarse los esfuerzos por impulsarlas en un futuro.

De hecho, las futuras inplementaciones son bastante sencillas de imaginar. En Messenger, por ejemplo, las AR Ads podrían conectarse con un chatbot de atención al cliente; el programa le brindaría la experiencia de realidad aumentada al usuario asignado. Si lo convenciera, este pasaría a interactuar directamente con la tienda y efectuaría la compra del producto.

Al respecto, debemos recordar que Facebook ha transformado a Instagram en uno de los canales de compra más utilizados en la actualidad. Por lo que resulta otra salida más que factible para implementar los anuncios de realidad aumentada mpas temprano que tarde.

Con la llegada de las AR Ads, el funnel de conversión se vuelve mucho más atractivo para el usuario. En vez de verlo como un proceso tedioso, ahora tendrá información en tiempo real; información que le servirá para decidir si efectivamente realizar la compra o no.

La realidad aumentada llegó para quedarse. ¿Ustedes qué creen?